Comunicado de apoyo a Títeres Desde Abajo

Desde el grupo D-Mentes queremos expresar nuestra solidaridad con los integrantes de Títeres Desde Abajo y nuestra repulsa por su detención y posterior encarcelamiento.

En la gira gomaespúmica del espectáculo “A.C.A.P…?” el grupo vivió una situación muy similar, también contratados por un ayuntamiento que no se tomó la molestia de leer la sinopsis de la obra y dedujo, por tratarse de títeres, que el espectáculo era infantil. A nosotros no nos denunciaron, Títeres Desde Abajo no han tenido tanta suerte. Por eso nos sentimos especialmente cerca de ellos en estos momentos. Y porque los consideramos víctimas de tiempos que quieren volver,  la ignorancia y el abuso de poder de quienes siempre están dispuestos a criminalizar la opinión incómoda y el arte libre, bajo cualquier pretexto. Como una amarga profecía autocumplida, víctimas de lo mismo que están denunciando.

ACUSAMOS al Ayuntamiento que no fue competente en la función de clasificar el  espectáculo, tarea que sólo requería de un clic en la página de Títeres Desde Abajo.

ACUSAMOS al Ayuntamiento de Madrid de cobarde en su reacción, cediendo con rapidez a la presión mediática y alimentando la conocida brecha entre representantes y representados.

ACUSAMOS a los padres que aplauden en los festivales de tolerancia del colegio pero son incompetentes para informarse sobre los espectáculos a los que los exponen a sus hijos. Y que en lugar de reconocer su error optan por gritar ¡CENSURA! y enviar a dos personas y todo su trabajo a la cárcel.

ACUSAMOS a los que han difundido información falsa o manipulada, y especialmente a quienes, una vez más, están utilizando los hechos para atacar políticamente al actual Ayuntamiento de Madrid.

ACUSAMOS a quienes fabrican el marco legal que ampara este tipo de situaciones cada vez más frecuentes. La deriva represiva de la legislación española era precisamente lo que denunciábamos en nuestro espectáculo y contemplamos con mucha tristeza cómo no nos faltaba razón cuando lo hacíamos.

ACUSAMOS a quienes atacan el arte libre y la cultura independiente.

DENUNCIAMOS que se está reprimiendo la libertad de expresión sacando de contexto una parte ínfima de la obra para censurarla porque su contenido, claramente político, es crítico con el estado, el capitalismo y la represión policial. Opiniones que son legítimas y necesarias, tanto para los que las defienden como para los que no. El poder no frena, hay que hacerlo frenar.

Nos negamos a que el miedo nos silencie. NO PARAMOS.